El pasatiempo favorito de Elvis era 1 que había que ser ‘suficientemente hombre’ para jugar

La afición favorita de Elvis: Patinaje sobre ruedas – Una aventura emocionante

Elvis Presley, el legendario Rey del Rock and Roll, era conocido por sus electrizantes actuaciones y su carismática personalidad. Sin embargo, en medio de su carrera musical y su fama, tenía una afición favorita que apreciaba y disfrutaba con pasión: el patinaje sobre ruedas. En este artículo, profundizamos en la afición de Elvis por el patinaje, las emocionantes experiencias que vivió en la pista y cómo se lo presentó a su entonces novia, Priscilla Presley.

Descubriendo la pasión de Elvis por los patines

Durante una de las visitas de Priscilla a Memphis en Navidad, Elvis la llevó a varias excursiones y actividades. Entre ellas estaba su pasatiempo favorito: el patinaje sobre ruedas. Al principio, Priscilla se sorprendió por la intensidad y rudeza de la actividad, en la que Elvis no quería que participara. Fue entonces cuando se dio cuenta de la emoción que Elvis sentía al patinar.

Una pista de patinaje construida para la velocidad y la habilidad

Elvis alquilaba a menudo la pista de patinaje Rainbow, transformándola en su patio de recreo personal para patinar a gran velocidad. Aunque Priscilla ya sabía patinar, pronto se dio cuenta de que aquello era un nivel completamente nuevo. En su libro “Elvis and Me”, describe el ambiente de la pista y las precauciones que tomaban los patinadores para protegerse de posibles lesiones.
“No se trataba de un patinaje al son de un órgano”, escribió Priscilla. “La idea era mantener los huesos intactos”. Los patinadores se cogían de las manos, formando un látigo, y daban vueltas a la pista a velocidades superiores a los quince kilómetros por hora. El objetivo era permanecer indemne y mantener el equilibrio mientras el grupo ejecutaba giros rápidos, que a menudo resultaban en un emocionante efecto de chasquido del látigo.

El Rudo y Peligroso Atractivo

A pesar de los peligros potenciales y las caídas, nadie resultó gravemente herido durante estas sesiones de patinaje. Priscilla señaló que Elvis se sentía atraído por la rudeza y el desafío que presentaba la actividad. Era una prueba de valor y resistencia. Elvis creía que si uno era lo bastante valiente para entrar en la pista, debía estar preparado para afrontar las consecuencias.
“Si eres lo bastante hombre como para salir ahí fuera, más vale que seas lo bastante hombre como para aguantar los golpes”, decía Elvis, haciendo hincapié en las agallas y la determinación necesarias para participar en el patinaje de alta velocidad.

La decisión de Priscilla de retirarse

Priscilla, al ver las miradas decididas de los demás patinadores, decidió no participar. Elvis, protector con ella, tampoco insistió en que participara. La dirigió a un lugar seguro en la banda, lejos de los peligros potenciales de la pista. Era evidente que Elvis se preocupaba mucho por Priscilla y no permitía que se pusiera en peligro.

El enfoque único de Elvis para disfrutar de sus aficiones

La inmensa popularidad de Elvis le impedía acudir a los lugares habituales, como las pistas de patinaje o los cines, durante el horario habitual. En lugar de ello, alquilaba locales enteros para garantizar su privacidad y exclusividad y la de su séquito. El patinaje sobre ruedas era sólo una de las muchas actividades que Elvis disfrutaba a su manera.
Aparte de la pista de patinaje Rainbow, Elvis sentía un profundo afecto por el cine. Era su hogar lejos de casa, donde podía disfrutar de su amor por las películas de diversos géneros. Elvis solía ver sus películas favoritas varias veces en el cine, aprovechando al máximo la experiencia que sólo un cine podía ofrecer. El cine de Memphis ocupaba un lugar especial en su corazón como uno de sus destinos preferidos.

En conclusión

La afición de Elvis Presley a los patines era un reflejo de su espíritu aventurero y su amor por las emociones fuertes. Le cautivaban las emociones fuertes y los desafíos de la pista, y disfrutaba de la camaradería y la sensación de peligro que le proporcionaba el patinaje. Aunque Priscilla decidió no unirse a él en la pista, la dedicación de Elvis para garantizar su seguridad demostró su naturaleza bondadosa. El patinaje sobre ruedas era sólo un ejemplo de cómo Elvis disfrutaba de sus aficiones con pasión y un toque de su estilo característico.

Preguntas y respuestas

¿Cuál era el pasatiempo favorito de Elvis Presley?

La afición favorita de Elvis Presley era el patinaje sobre ruedas. Disfrutaba de la emoción de deslizarse sobre ruedas y patinar a gran velocidad.

¿Cómo introdujo Elvis el patinaje sobre ruedas a Priscilla Presley?

Elvis introdujo el patinaje sobre ruedas a Priscilla durante su visita a Memphis en Navidad. La llevó a la pista de patinaje Rainbow Skating Rink, donde fue testigo de la intensa y estimulante naturaleza de esta actividad.

¿Por qué Elvis no quería que Priscilla participara en el patinaje sobre ruedas?

Elvis no quería que Priscilla participara en el patinaje sobre ruedas debido a su naturaleza brusca y potencialmente peligrosa. Se preocupaba mucho por su seguridad y la dirigió a un lugar seguro al margen de la actividad.

¿En qué se diferenciaba el patinaje sobre ruedas en el Rainbow Skating Rink del patinaje normal?



El patinaje sobre ruedas en la Pista Arco Iris no era el típico patinaje de ocio. Implicaba altas velocidades, maniobras intrincadas y la formación de un “látigo” por parte de los patinadores. El objetivo era permanecer ileso y mantener el equilibrio mientras se daba vueltas a la pista.

¿Resultó alguien gravemente herido durante las sesiones de patinaje de Elvis?

No, aunque las caídas eran frecuentes, nadie resultó gravemente herido durante las sesiones de patinaje de Elvis. Los patinadores tomaban precauciones para protegerse, y la actividad era emocionante pero relativamente segura.

¿Por qué Elvis disfrutaba patinando a pesar de su rudeza?

Elvis disfrutaba patinando porque le ofrecía un reto y una sensación de emoción. Apreciaba la emoción y creía que si alguien era lo bastante valiente para patinar, debía estar preparado para afrontar las consecuencias.

¿Qué otras aficiones tenía Elvis?

Aparte del patinaje, Elvis sentía un gran afecto por el cine. Alquilaba salas enteras para ver sus películas favoritas varias veces. Era su forma de sumergirse en la experiencia cinematográfica.