John Wayne golpeó tan fuerte un frigorífico en una pelea con un director, que su puño quedó ‘implantado’ permanentemente

La legendaria pelea a puñetazos de John Wayne: Cuando su puño se “implantó” permanentemente en un frigorífico

John Wayne, el icónico actor conocido por su presencia fuera de lo común en la pantalla, era igual de formidable en la vida real. En un incidente legendario, Wayne se vio envuelto en una acalorada pelea con el director Budd Boetticher, que acabó con el puño de Wayne “implantado” permanentemente en un frigorífico. Esta extraordinaria historia muestra la fuerza y la intensidad que definieron a John Wayne tanto dentro como fuera de la gran pantalla.

Una relación difícil: Wayne y Boetticher

Las raíces de la infame pelea a puñetazos se remontan a su colaboración en la película “El torero y la dama” en 1951. Dirigida por Boetticher y escrita por James Edward Grant, la película exploraba el peligroso mundo de las corridas de toros. Aunque Wayne no formó parte del reparto, participó como productor debido a su interés por la historia.
Sin embargo, la insatisfacción de Wayne con el montaje original de Boetticher provocó tensiones entre ambos. Wayne realizó importantes modificaciones en la película, recortando 37 minutos de su duración. Este desacuerdo creativo marcó el comienzo de una relación “difícil” entre Wayne y Boetticher.

La pelea que hizo historia

Según el libro de Scott Eyman “John Wayne: The Life and Legend”, la pelea entre Wayne y Boetticher se recrudeció después de unas copas. Aunque Wayne no era un experto boxeador, su fuerza le convertía en un oponente formidable. Boetticher recordaba el momento crucial en que el puño de Wayne hizo contacto con la nevera:
“Duke no sabía boxear”, dijo Boetticher. “Pero… era uno de los hombres más fuertes que he visto en mi vida. Y cuando bebíamos, me odiaba a muerte. Pensaba que yo era un engreído y que no era tan bueno como yo creía”.
“Una vez estábamos parados frente a un gran refrigerador Electrolux nuevo que era tan alto como Duke. Se echó hacia atrás para golpearme… y telegrafió su golpe. Yo, que era boxeador, me desplacé hacia un lado y él golpeó mi frigorífico haciendo saltar la puerta. Regalé el frigorífico al actor Walter Reed y eso fue lo mejor de la casa de Walter: la huella del puño de Duke quedó implantada en el frigorífico”.
Este extraordinario incidente dejó una marca duradera, literalmente, ya que el puño de Wayne dejó una huella en la puerta del frigorífico. Es un testimonio de la fuerza y la contundencia de los puñetazos de John Wayne.

Repercusiones y más allá

Aparte del encuentro físico, Wayne y Boetticher tuvieron otras diferencias. “El torero y la dama” tuvo que hacer frente en taquilla a la competencia de otra película de temática taurina, “Los toros bravos”. A pesar de la frustración de Wayne por no recibir crédito, la película de Boetticher cosechó mejores críticas.
En un interesante giro de los acontecimientos, la versión más larga de “El torero y la dama” se estrenó más tarde y recibió mayores elogios que la versión más corta. Sin embargo, el estudio de cine Republic no estaba interesado en distribuir un largometraje más largo y serio sobre la tauromaquia.

El legado de John Wayne

La personalidad de John Wayne, tanto dentro como fuera de la pantalla, sigue cautivando al público. Su legendaria pelea a puñetazos con el director Budd Boetticher y el posterior “implante” de su puño en un frigorífico son testimonio de su fuerza, determinación e innegable impacto como icono perdurable de Hollywood.
Como aficionados y entusiastas del cine, recordamos las increíbles historias y momentos que conforman el legado de John Wayne, una auténtica leyenda de Hollywood.
Fuentes:

  1. Hoja de trucos del mundo del espectáculo – John Wayne golpeó tan fuerte una nevera en una pelea con un director, que su puño quedó ‘implantado’ permanentemente

Preguntas y respuestas

¿Qué llevó a la pelea entre John Wayne y Budd Boetticher?

La pelea entre John Wayne y Budd Boetticher tuvo su origen en su colaboración en la película “El torero y la dama”. Wayne, como productor, no estaba de acuerdo con el corte original de Boetticher de la película, lo que creó tensión entre ambos.

¿Cómo acabó el puño de John Wayne ‘implantado’ en un frigorífico?

Durante la acalorada pelea, Wayne lanzó un puñetazo a Boetticher pero telegrafió su movimiento. Boetticher, que era un experto boxeador, esquivó el puñetazo, haciendo que el puño de Wayne golpeara un frigorífico y dejara una huella en su puerta.

¿Era John Wayne conocido por su fuerza física?

Sí, John Wayne era conocido por su fuerza física. Aunque no era un boxeador experto, su fuerza le convertía en un oponente formidable.

¿Qué impacto tuvo la pelea en la relación entre John Wayne y Budd Boetticher?

La pelea intensificó la ya “difícil” relación entre Wayne y Boetticher. A pesar de sus diferencias creativas, sentían un gran respeto por el talento del otro en sus respectivos campos.

¿Recibió mejores críticas la versión más larga de “El torero y la dama”?

Sí, la versión larga de “El torero y la dama” recibió más elogios que la corta. Sin embargo, el estudio de cine Republic no mostró interés en distribuir el largometraje más largo y serio sobre la tauromaquia.

¿Cuál fue la contribución de John Wayne a “El torero y la dama”?



Aunque John Wayne no protagonizó “Bullfighter and the Lady”, desempeñó un papel importante como productor. Le atrajo la historia y se interesó por llevarla a la gran pantalla.

¿Cómo se convirtió la pelea a puñetazos de John Wayne con Budd Boetticher en parte de la tradición de Hollywood?

La pelea a puñetazos de John Wayne con Budd Boetticher, que acabó con su puño “implantado” en un frigorífico, se convirtió en un incidente legendario debido a la personalidad de Wayne y a la marca física que dejó. Es un testimonio de la fuerza de Wayne y de la intensidad que imprimía a sus papeles dentro y fuera de la pantalla.