La verdadera razón por la que Melissa Gilbert y su marido Timothy Busfield se mudaron a Catskills

La verdadera razón por la que Melissa Gilbert y su marido Timothy Busfield se mudaron a Catskills

Melissa Gilbert y su marido, Timothy Busfield, hicieron un importante cambio de vida en 2019 cuando decidieron mudarse a Catskills. La pareja, conocida por sus exitosas carreras en la industria del entretenimiento, optó por un estilo de vida más lento y natural, lejos del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Exploremos las razones de su decisión y cómo ha impactado en sus vidas.

En busca de un retiro tranquilo

Antes de instalarse en Catskills, Melissa Gilbert y Timothy Busfield vivían en Nueva York. Deseaban un segundo hogar donde escapar del caos y encontrar paz, tranquilidad y una conexión más estrecha con la naturaleza. En su libro “Back to the Prairie”, Gilbert reveló su intención de tener un espacio que les permitiera pensar, respirar, bajar el ritmo, recargar las pilas y sentirse inspirados.
Durante su búsqueda de una casa de vacaciones, Busfield se topó con una pequeña cabaña en Catskills mientras navegaba por Zillow. A pesar de su estado inicial de deterioro, la pareja vio el potencial y decidió convertirla en su principal lugar de residencia.

Lejos del caos

Parte de su motivación para alejarse de la ciudad fue el deseo de distanciarse de la abrumadora sensación de que el mundo estaba fuera de control. Gilbert mencionó varios factores que contribuían a esta mentalidad, como el calentamiento global, las pandemias, los políticos intransigentes y las teorías de la conspiración. Las Catskills les proporcionaron un santuario donde escapar del constante bombardeo de noticias negativas y encontrar consuelo.

El lugar perfecto

Aunque Gilbert y Busfield querían adoptar un estilo de vida más sencillo, también querían permanecer relativamente cerca de Nueva York, donde ambos trabajan. Los Catskills ofrecían el compromiso ideal, a sólo dos o tres horas en coche. Esta proximidad les permitía equilibrar su retiro en la montaña con la comodidad de acceder a oportunidades de trabajo, hacer frente a emergencias o satisfacer antojos específicos.
Gilbert comparó con humor su transición a la de los niños que aprenden a montar en bicicleta de dos ruedas, gritando a sus padres: “¡No te sueltes!”. Sin embargo, con el paso del tiempo, adoptaron plenamente el estilo de vida de la montaña y aprendieron a desprenderse de su apego a la ciudad.

Un cambio de prioridades

Algunos podrían considerar la mudanza de Gilbert y Busfield como una crisis de la mediana edad, pero Gilbert lo ve como un cambio de prioridades que se alinea con su felicidad a largo plazo. Encontró la satisfacción en actividades como enlatar tomates y cuidar del gallinero, en lugar de centrarse en esfuerzos superficiales para combatir los efectos del envejecimiento.
Gilbert resumió los últimos años como un viaje de simplificación. Llevar una vida más sencilla le ha aportado una nueva felicidad y satisfacción. Expresó su gratitud por sentirse por fin cómoda y en paz en su propia piel.

Una vida más sencilla

La decisión de mudarse a Catskills ha tenido un efecto transformador en la vida de Melissa Gilbert y Timothy Busfield. Han cambiado el acelerado estilo de vida de la ciudad por una existencia más serena y armoniosa entre la naturaleza. Han emprendido actividades como la cría de gallinas y el cultivo de sus propias verduras, lo que les ha permitido conectar con la tierra y fomentar un aprecio más profundo por los placeres sencillos de la vida.
Vivir en los Catskills ha brindado a Gilbert y Busfield la oportunidad de escapar del ruido y las distracciones de la vida moderna y encontrar consuelo en la belleza y la tranquilidad de su entorno. Les ha permitido dar prioridad a su bienestar, su crecimiento personal y la búsqueda de una vida más significativa y plena.
En conclusión, la decisión de Melissa Gilbert y Timothy Busfield de mudarse a los Catskills fue impulsada por su deseo de un retiro pacífico, un descanso del caos del mundo y un cambio de prioridades. Su viaje hacia una vida más sencilla les ha aportado felicidad, satisfacción y una conexión más profunda con la naturaleza. Su historia sirve de inspiración para que otros reevalúen sus propios estilos de vida y consideren los beneficios de adoptar una forma de vida más lenta e intencionada.

Preguntas y respuestas

¿Por qué Melissa Gilbert y Timothy Busfield decidieron mudarse a Catskills?

Melissa Gilbert y Timothy Busfield querían un segundo hogar donde poder escapar del ajetreo de Nueva York y encontrar paz, tranquilidad y una conexión más estrecha con la naturaleza. Deseaban un estilo de vida más pausado y natural, lejos del caos del mundo.

¿Cómo encontraron Melissa Gilbert y Timothy Busfield su hogar en Catskills?

Timothy Busfield descubrió su actual cabaña en las Catskills mientras buscaba en Zillow. A pesar de su estado inicial de deterioro, vieron el potencial y decidieron convertirla en su principal lugar de residencia.

¿Cuáles fueron algunas de las razones que contribuyeron a su deseo de alejarse de la ciudad?

Melissa Gilbert mencionó varias razones, entre ellas la preocupación por el calentamiento global, las pandemias, los políticos intransigentes y las teorías conspirativas. Querían distanciarse de la abrumadora sensación de que el mundo estaba fuera de control.

¿Por qué Melissa Gilbert y Timothy Busfield eligieron Catskills como lugar de rodaje?

Las Catskills les ofrecían el equilibrio perfecto. Querían estar lo bastante cerca de Nueva York, donde ambos trabajan, por si surgían emergencias u oportunidades laborales. Las Catskills les ofrecían un santuario donde escapar de la ciudad y a la vez estar a pocas horas en coche.

¿Se considera su traslado a los Catskills una crisis de mediana edad?



No, Melissa Gilbert considera su decisión de mudarse como un cambio de prioridades más que como una crisis de la mediana edad. Descubrió que su verdadera satisfacción y sentido de la vida provenían de una vida más sencilla y de centrarse en actividades que la llenaban de alegría y satisfacción.

¿Qué actividades han realizado Melissa Gilbert y Timothy Busfield en Catskills?

En Catskills han adoptado un estilo de vida más autosuficiente. Crían gallinas y cultivan sus propias verduras, lo que les permite conectar con la tierra y disfrutar de los placeres sencillos de la jardinería y la vida sostenible.

¿Cómo ha influido su traslado a los Catskills en su felicidad general?

Trasladarse a Catskills ha aportado a Melissa Gilbert y Timothy Busfield una sensación de felicidad, satisfacción y paz. Se sienten más conectados con la naturaleza y les satisface llevar una vida más sencilla. Expresan su gratitud por sentirse por fin cómodos y en paz en su propia piel.