Por qué los músicos cuentan “uno, dos, tres, cuatro”?

Introducción

Los tonos no acordes son notas que no forman parte de la armonía subyacente de una pieza musical. Disonancia es un término que se refiere a notas que suenan tensas o inestables cuando se tocan juntas. En este artículo, exploraremos diferentes tipos de disonancia de tonos no acordes y cómo se utilizan en la música.

Tonos Pasantes

Los tonos de paso son tonos no acordes que conectan dos tonos acordes. Pueden ser diatónicos o cromáticos. Los tonos de paso diatónicos son notas que forman parte de la armadura, mientras que los cromáticos son notas que no forman parte de la armadura.

Los tonos de paso disonantes se producen cuando el tono no acorde choca con uno o ambos tonos del acorde que está conectando. La disonancia crea tensión, que puede resolverse cuando la armonía cambia a un nuevo acorde.

Tonos vecinos

Los tonos vecinos son tonos no acordes que son adyacentes a un tono acorde y luego vuelven al mismo tono acorde. Al igual que los tonos de paso, pueden ser diatónicos o cromáticos.

Los tonos vecinos disonantes ocurren cuando el tono no acorde choca con el tono acorde del que es vecino. La disonancia crea tensión, que se resuelve cuando el tono no acorde vuelve al tono acorde.

Suspensiones

Las suspensiones son tonos no acordes que se mantienen de un acorde anterior y luego se resuelven a un tono acorde. Crean tensión al sostener una nota que choca con la armonía subyacente, y luego resolver a una nota que se ajusta a la armonía.

Las suspensiones disonantes se producen cuando la nota sostenida choca con el acorde al que está resolviendo. La disonancia crea tensión, que se resuelve cuando la nota se resuelve a un tono de acorde.

Conclusión

Los tonos no acordes pueden añadir profundidad y complejidad a la música, y la disonancia es una herramienta importante para crear tensión y resolución. Los tonos de paso, los tonos vecinos y las suspensiones son todos tipos de disonancia de tonos no acordes que pueden utilizarse con gran efecto en la música. La comprensión de estos conceptos le permitirá apreciar mejor la complejidad y la belleza de la música.

Preguntas frecuentes

¿Qué son los tonos no acordes?

Los tonos no acordes son notas que no forman parte de la armonía subyacente de una pieza musical. Pueden añadir complejidad e interés a la música.

¿Qué es la disonancia?

Disonancia es un término que se refiere a notas que suenan tensas o inestables cuando se tocan juntas. En música, la disonancia se utiliza a menudo para crear tensión y resolución.

¿Qué es una suspensión?



Una suspensión es un tono no acorde que se mantiene de un acorde anterior y luego se resuelve a un tono acorde. Crea tensión al mantener una nota que choca con la armonía subyacente, y luego se resuelve a una nota que encaja con la armonía.

¿Qué es un tono de paso?

Un tono de paso es un tono no acorde que conecta dos tonos acordes. Puede ser diatónico o cromático. Los tonos de paso disonantes ocurren cuando el tono no acorde choca con uno o ambos de los tonos de acorde que está conectando.

¿Qué es un tono vecino?

Un tono vecino es un tono no acorde que es adyacente a un tono acorde y luego regresa al mismo tono acorde. Al igual que los tonos de paso, pueden ser diatónicos o cromáticos. Los tonos vecinos disonantes ocurren cuando el tono no acorde choca con el tono acorde del que es vecino.