Día mundial de la fotografía

En la actualidad, la cotidianidad de la fotografía nos hace olvidar lo importante que fue en siglos pasados esta innovación que, ciertamente, cambió el mundo y que juega un papel fundamental en nuestra sociedad. Es por eso que hoy, 19 de agosto, día en que se celebra el día mundial de la fotografía, queremos recordar los antecedentes históricos de este maravilloso invento.

Para ubicarnos en el contexto histórico, a mediados del siglo XVIII Francia atravesaba por una profunda crisis con gran desigualdad entre las clases poderosas y pueblo que desemboca en 1789 en la Revolución Francesa. Es así como, tras abolir la monarquía, se proclama la república y se crea una asamblea nacional que tiene como objetivo gobernar teniendo en cuenta las necesidades de los más desfavorecidos y no de las clases pudientes como ocurría anteriormente. A pesar de la instauración de este nuevo gobierno, Francia vivió varias décadas de inestabilidad política y social y es medio de esta etapa que en 1824 Nicephore Niepce inventa un método para fijar en una superficie las vistas de la naturaleza, sin recurrir al dibujo, utilizando sustancias químicas. Poco después se le unió en la investigación Louis Daguerre quien a la muerte de Niepce compró todos los derechos y patenta el invento con el nombre de daguerrotipo. El 19 de agosto de 1839 el gobierno francés compra la patente, liberándola para su uso gratuito, como un «regalo para el mundo».

En la página del Museo Casa Nichephore Niepce encontramos que luego de Niepce y Daguerre hubo muchos otros científicos que experimentaron con distintos tipos de sustancias y procedimientos hasta conseguir un menor tiempo de exposición y un equipo más pequeño y que pudiera ser trasladado fácilmente. De esta manera comienza la fotografía como una manera de poder ver la realidad de una manera que no había sido captada antes por nuestros ojos y, por supuesto, como una forma de arte.

Caballo en movimiento. Eadweard Muybridge, Human and Animal Locomotion, Philadelphia, 1887

Uno de los primeros usos científicos de la fotografía fue el experimento realizado en 1872 del caballo en movimiento de Eadweard Muybridge. En este experimento se colocaron veinticuatro cámaras que se accionarían romperse los cordeles a medida que el caballo corría. Este experimento permitió, no sólo comprender mucho mejor el movimiento de estos animales, sino que ayudó a comprender los usos prácticos de la fotografía para la ciencia y el arte, además de ser uno de los antecedentes del cinematógrafo que Edison desarrollaría años más tarde1.

De esta manera comienza una transformación en la forma de ver la pintura ya, que al ser la fotografía la encargada de representar la realidad tal cual es, los pintores tuvieron la libertad de explorar otra formas de expresión que los llevaría, de ser los representadores de la realidad de la forma más perfecta posible, a ser los que interpretan la misma. Es así como la fotografía le permitió al arte pasar de lo figurativo a la abstracción y otros estilos del arte moderno.

REFERENCIAS

1 SADOUL, Georges. – (1987). Historia del cine mundial. Desde los orígenes hasta nuestros días. Siglo XXI Editores. México.